Fueron mínimas las afectaciones que dejó “Grace”

0
200

Municipios del interior del Estado sufrieron ayer el embate del ciclón “Grace”, que a pesar que impactó como tormenta tropical, las fuerzas de sus vientos causaron estragos en amplia zona.

En el oriente del Estado, en Valladolid, árboles caídos en la ciudad y en las orillas de carreteras, así como de algunas luminarias, y la suspensión de la energía eléctrica en varios sectores fue el saldo del paso de “Grace”, cuyos efectos se empezaron a sentir minutos antes de las 6 de la mañana. Los vientos dejaron de sentirse con intensidad luego de las 10 de la mañana.

En Tizimín, previo al paso del meteoro hubo una tensa calma, aunque posteriormente solo hubo ligeros daños: algunas ramas caídas y encharcamientos y la ciudad permaneció semidesierta durante casi todo el día. Solo tres familias ocuparon los albergues temporales.

En los puertos de la zona Oriente nadie quiso dejar su casa, a pesar de que habían camiones disponibles para el desalojo, y las carreteras no se vieron afectadas como el año pasado. Se registraron muchos vientos y problemas con la energía eléctrica, sobre todo en Río Lagartos y El Cuyo.

En el sur del Estado, en Tekax, la intensidad de la lluvia que dejó a su paso “Grace” no amainó por espacio de casi cuatro horas.

Esto ocasionó que la llamada “bomborota” se desborde y haya inundaciones en las calles cercanas, por lo que la Policía Municipal tuvo que cerrar el tránsito vehicular para evitar que el agua entre a las casas.

En Progreso, los efectos de “Grace” se sintieron como de un norte fuerte con vientos en alta mar de 90 kilómetros por hora y olas de hasta tres metros de altura, semiparalizó las actividades en la ciudad, obligó a cerrar todos los restaurantes del malecón, así como la suspensión de la actividad marítima y portuaria y el retorno de los barcos de la flota mayor de Yucalpeten.

Hasta el mediodía solo se habían reportado daños mínimos, entre ellos, la caída de varias de las palapas que fueron construidas en el malecón.

Por la noche se informó que el gobernador Mauricio Vila Dosal realizó un recorrido por la zona afectada por el paso del huracán “Grace” que ocasionó lluvias intensas, fuertes vientos, ramas, árboles y postes caídos, cortes en el suministro de energía eléctrica y calles encharcadas, sin que al momento se tengan reportes de pérdida de vidas humanas que lamentar.

Vila Dosal visitó los municipios de Muna, Opichén y Sacalum, en el sur del estado que, junto con otros 26 más, estuvieron en el trayecto del meteoro en su paso por Yucatán.

Se informó que en los próximos días comenzará el levantamiento para cuantificar los daños ocasionados a las actividades del campo.